Cómo controlar los calores de la menopausia

Para las que sufren de los síntomas de la menopausia, hay que decirlo, ¡los sofocos suelen ser uno de los síntomas que producen mayor malestar e irritabilidad! Prepárate para arreglar tu termostato y deshacerte de esos “vapores”,“calores”o como prefieras llamarlo,  gracias al aceite de onagra 😉

Cómo detectar los primeros síntomas de la menopausia

Si eres una mujer de unos 50 años aproximadamente y comienzas a sentir algunos de estos síntomas, amiga, es  muy posible que el climaterio esté llamando a tu puerta. Pero no te preocupes no es el fin del mundo, es sólo una fase en la vida que tarde o temprano no llega a todas.

Aunque por suerte existen muchos remedios que nos ayudarán a pasar por esta transición e de decir que sí que es cierto que puede llegar a afectar en la calidad de vida de algunas mujeres,

Existen 3 momentos durante el proceso de menopausia

  1. La época de transición a la menopausia o perimenopausia: los ciclos menstruales se alteran, se inicia la sintomatología climatérica y finaliza cuando se tiene la última menstruación.
  2. Menopausia: ocurre pasado los 12 meses desde el último periodo menstrual.
  3. Postmenopausia: puede llegar a durar hasta 38 años, en ella tendremos que llevar a cabo labores de prevención y tratamiento ante la patología cardiovascular y la osteoporosis principalmente.

En la etapa de transición a la menopausia estos serían los primeros síntomas que nos pueden poner en alerta:

  1. Aumento de la hormona FSH segregada por la hipófisis para estimular al ovario, y la disminución de la progesterona, producida por el cuerpo lúteo del ovario tras las ovulaciones, en definitiva acortamiento de los ciclos menstruales.
  2. En la 2a fase es cuando el ovario es más refractario, aumenta aún más la FSH, intentando que este siga ovulando, y va a disminuir el Estradiol, resultado: retrasos menstruales.
  3. Sofocos: sensación de calor en el tronco, la cara y más tarde por todo el cuerpo y tiene una duración de 2 a 4 minutos. Pueden asociarse escalofríos posteriores, sensación de palpitaciones y ansiedad.
  4. Sudoración nocturna: aparecen durante el periodo de sueño y van a despertar a más de una a lo largo de la noche, puede producir posteriormente fatiga, irritabilidad, falta de concentración y cambios de humor.
  5. Aumento de la temperatura y sensación de calor debido a las alteraciones del centro termorregulador cerebral.
  6. Trastornos del sueño, insomnio, sueño más ligero y menos reparador, con sensación de cansancio…
  7. Sequedad vaginal y atrofia de la vejiga de la orina, debido a la falta de estrógenos, molestias con las relaciones sexuales e  incontinencia de orina con los esfuerzos.
  8. Cambios en el ánimo, tristeza, sensación de desinterés por las actividades rutinarias y algunos síntomas de depresión.
  9. Dolores articulares o artralgias.
  10.  Sequedad y disminución de la elasticidad de la piel por disminución del colágeno.

Hábitos que pueden mejorar los síntomas de menopausia

  • Habla con otras mujeres que estén en tu misma situación.
  • Vestirse con diferentes prendas que te permitan quitarte ropa si te acaloras.
  • Mantener una temperatura fresca, evitar tomar bebidas calientes como té o café.
  • Ponerse una toallita fría y húmeda en el cuello durante los sofocos.
  • Utiliza los lubricantes antes de mantener relaciones sexuales.
  • Usa hidratantes vaginales.
  • Ir a dormir y levantarse a la misma hora todos los días.
  • No dormir siesta
  • Evita la cafeína y otros estimulantes por la tarde
  • No consumas alcohol, al menos durante un tiempo.
  • No fumes.
  • Tratar de mantenerte activa. El ejercicio te ayudará a prevenir la depresión.

Si quieres saber más aquí te dejo este breve documental que te ayudará a comprender más sobre la etapa de transición de la menopausia

Tomar aceite de onagra para la menopausia

Las semillas de aceite de onagra son las generan un gran efecto sobre las hormonas femeninas y todo el sistema reproductivo.

Son muchos los beneficios que aporta el aceite de onagra a nuestro organismo, y es que está comprobado que es muy eficaz para aliviar el síndrome premenstrual, controlar los terribles cambios de humor, la inflamación en el bajo vientre y las mamas.

Pues bien, estos síntomas pueden llegar a interactuar cuando llega el climaterio femenino o menopausia, por lo que es muy recomendable tomar el aceite de onagra para controlar mejor la situación y aliviar en gran medida estos sofocos.

¿Cómo sabemos que funciona el aceite de onagra para la menopausia?

En 2013 en Estados Unidos en Archives of Gynecology and Obstetrics, incluyen algunos casos relacionados directamente con este tema. Existen descripciones de mujeres a las que se les proporcionó aceite de onagra para la menopausia y dosis para aliviar los sofocos y el malestar en general que produce el climaterio.

Pues bien, te comento como se realizó el estudio, utilizando una serie de placebos y un suplemento que contenía aceite de onagra, las mujeres que consumieron aceite describieron que sus sintomas en cuanto a sofocos y calores habían disminuido notablemente en comparación con el grupo que se le había administrado los placebos.  Así que ¿Qué te parece?

Dosis recomendada de aceite de onagra para la menopausia

Puedes hacerlo de una vez o repartirlo en varias veces durante el día para que te resulte más cómodo. Lo habitual es ingerir de 500 mg. a 1.500 mg. al día. Aunque recuerda, que cada cuerpo es un mundo y según las diferentes condiciones de cada persona la dosis de onagra puede variar.

Además de conseguir beneficios para este periodo de la vida proporcionarás al organismo ácidos esenciales y potenciarás los tejidos de la piel como el omega 3 y omega 6.

También es un buen aporte de vitamina C, minerales como el hierro, potasio, magnesio, y otros que son imprescindibles para el desarrollo de cualquier persona pero muy importantes cuando se cumplen los 40 años.

Al incluirlo en tu alimentación ya sea en formato aceite o cápsulas o perlas, este te beneficiará gracias a la arginina, glicina y lisina que contiene. Son muy buenos para mantener una buena salud, reparar los tejidos dañados por el envejecimiento, mejorar la circulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *